Tendido de líneas | Anclaje y retención optimizados

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 
 

LCT
La Casa de los Terminales



PKD-20C | PRA-1500

Pinza PKD-20C y conjunto de retención PRA-1500.
Fabricación nacional

Pinza de anclaje plástica para conductores concéntricos o preensamblados

Las pinzas de acometida PKD-20C son aptas para la retención y acometida domiciliaria de conductores concéntricos (antihurto) o preensamblados. Construidas según requisitos de la norma IRAM 2494, su diseño autoajustable de cuña reversible permite tanto la retención de un conductor concéntrico como de haces de conductores preensamblados, permitiendo oscilaciones de hasta quince grados (15°) respecto del elemento de fijación. Presentan un esfuerzo de tracción máximo de doscientos decanewtons (200 daN)
Por su diseño, facilidad de montaje y amplitud en rangos de conductores admitidos, se constituyen como elemento idóneo para realizar cualquier tipo de acometida domiciliaria (monofásica o trifásica) de cable concéntrico o preensamblado. Las pinzas de este modelo admiten cable concéntrico ABC de 2 x 4 hasta 4 x 25 milímetros cuadrados, y concéntricos 4/4 a 10/10.
Respecto de los materiales de construcción, el cuerpo es de nailon 6/6 con un tercio de carga de fibra de vidrio. La cuña es de polipropileno grado II y la horquilla de amarre, de hierro galvanizado.

Conjunto de retención autoajustable

La morsa de retención PRA-1500 está diseñada para la retención de conductores preensamblados de baja tensión y redes compactas de media tensión. Soporta esfuerzos de hasta mil ochocientos kilos (1.800 kg) y cumple con todas las exigencias de las normas nacionales e internacionales (IRAM 2493/94, ASTM G26, ASTM B117).
El conjunto permite sujetar conductores de veinticinco a noventa y cinco milímetros cuadrados (25 a 95 mm2).
El cuerpo y la cuña son de nailon 6/6 con cincuenta por ciento (50%) de carga de fibra de vidrio, mientras que la horquilla de amarre es cable de acero flexible de gran resistencia. El uso de esta morsa garantiza que la fijación sea sólida y confiable, incluso permitiendo que el ángulo respecto del elemento de fijación llegue hasta los quince grados (15º). El esfuerzo de tracción máximo es de mil quinientos decanewtons (1.500 daN).
El sistema fue sometido a ensayos exigentes y los ha superado con éxito. Vale mencionar el de envejecimiento climático durante ochocientas horas (ASTM G26) y el de resistencia a la corrosión durante mil horas (ASTM B117).

LCT

 

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Promedio: 
Sin votos aún