Cables y conductores | Recomendaciones para el transporte, manipulación y almacenamiento de cables eléctricos en carretes

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 
 

Marlew

Manejo de los carretes

Ya que los carretes pueden moverse rodando, debe tenerse cuidado que en su camino no existan objetos que puedan entrar en contacto con el material que se transportan y dañarlo. Un ejemplo es cuando al mover un carrete, este golpea con su ala el material de otro, o cuando al rodar un carrete sobre el terreno, el material se daña por piedras o elementos cortantes.
Si se usan rampas, estas deben ser de pendientes suaves, para evitar que el carrete tome velocidad incontrolable. Además, la rampa deberá tener al final una superficie que permita una buena detención del carrete, en caso de problemas. Esta superficie tiene que ser de tal forma que toque solo las alas de los carretes.
Si los carretes se mueven con grúas horquillas, ellas deberán tomarlos a noventa grados de las alas. Cuando se trabaje con cables distintos a los de media tensión y telefónicos, se recomienda al menos proteger las puntas de los cables con cinta aisladora.

Despacho

Los carretes deberán tener una placa que contenga los principales datos del producto.
Nunca los carretes deben dejarse caer de altura durante la descarga, esta debe hacerse mediante grúas o rampas. Solo en caso de no existir uno de estos y previa autorización del usuario, se podrá dejar hacer el carrete sobre una superficie blanda tal como neumáticos debidamente colocados.
La punta del cable debe ir muy bien sujeta al ala del carrete.
En caso de que el material sea enviado a lugares distantes o cuando el usuario lo solicite expresamente, el carrete debe ir con duelas cerrando el total del carrete, dejando un buen espacio entre los listones y el cable que impida, en caso de accidente, que las duelas, al quebrarse, dañen el cable.

Almacenamiento

Los carretes deben ser instalados en lugares con un suelo duro y firme, que impida que las alas se incrusten en el suelo dejando el conductor en contacto con él y soportando el peso total del carrete.
Deben ser colocados de tal forma que se pueda ver fácilmente las placas de identificación.
Los carretes deberán estar colocados de tal forma que en ningún caso las alas de uno toquen el material de otro carrete.
No deben ser almacenados en lugares en donde les puedan caer objetos de construcción, piedras, herramientas, etcétera; como así tampoco en lugares expuestos a salpicaduras de productos químicos o derivados del petróleo y áreas de mucho calor.

Marlew

 

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Promedio: 
Sin votos aún