Interruptores | Una propuesta contra la falsificación

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 
 
HGR
Hager pone a disposición de los usuarios un sitio web para verificar la originalidad de los productos
Falsificación, una plaga que se extiende

La falsificación de productos gana terreno en el mundo: representaba el siete por ciento del comercio mundial en 2002, y alcanzó el diez por ciento en 2006 con una cifra de negocio estimada en más de 500 mil millones de euros a nivel mundial.
Los actores de la falsificación no respetan las leyes, no pagan impuestos ni derechos, se aprovechan de una mano de obra barata, en condiciones de trabajo deplorables y no dudan en recurrir a los niños. No afecta únicamente los productos de lujo, sino a todo tipo de productos (moda, deportes, juguetes, alimentación, medicamentos, aeronáutica, etcétera) incluida la instalación eléctrica, relacionada directamente con la seguridad de las personas. La venta de productos eléctricos falsificados tiene lugar principalmente en:

  • Asia y los países del este europeo (entre el treinta y el cincuenta por ciento del mercado);
  • África (entre el 25 y el ochenta por ciento);
  • Estados Unidos.

En Europa Occidental, los porcentajes son inferiores, pero los mercados son más importantes y, por tanto, el impacto es significativo. El país con mayor incidencia es Reino Unido, donde la falsificación afecta entre el tres y el siete por ciento del mercado según el producto del que se trate. En Francia, representa más del uno por ciento del mercado.

Riesgos para la seguridad de los bienes y las personas

Las falsificaciones no aportan ninguna garantía de calidad ni de seguridad a los clientes. Estos productos pueden ser resultado de un diseño peligroso, incluir componentes de materiales inapropiados o de mala calidad, y no haber sido sometidos a los controles pertinentes. Incluso en muchas ocasiones únicamente se mantiene la apariencia exterior y las funciones básicas han sido suprimidas para reducir costos.
Más allá de las graves consecuencias económicas y sociales ocasionadas, todos los productos falsificados o de imitación presentan generalmente importantes riesgos de mal funcionamiento y de deterioro prematuro, que atentan contra la seguridad de los bienes y las personas.
Las consecuencias se encarnan en la seguridad del consumidor, puesto que se eleva el riesgo de incendios, explosiones, heridas o muerte; también en la responsabilidad civil y/o penal porque vender falsificaciones es un delito sujeto a sanciones penales, civiles y administrativas (aduaneras); y es una irresponsabilidad ética en los intercambios comerciales en tanto que atenta gravemente contra las reglas sociales con condiciones de trabajo inadmisibles como ser la contratación de menores de edad. Económicamente, la falsificación es impacto negativo sobre la economía y el empleo, produce pérdidas financieras considerables en todos los niveles de la cadena económica y es una falta de respeto por el medioambiente. Osvaldo Pierucci, Ricardo Denis y sus hijos, al frente de Electro Tucumán desde 1965.

La propuesta contra la falsificación

La certificación ISO 9001 es un testimonio del compromiso de las empresas para garantizar la calidad de sus productos y servicios, desde el diseño y fabricación hasta la comercialización. La empresa Hager, además, ha desarrollado un sitio web como herramienta: check.hager.com, que gira en torno a cuatro ejes.
El primero de los ejes es ofrecer un procedimiento de autentificación para garantizar el origen de los productos. Los interruptores automáticos modulares, en particular los fase más neutro, interruptores diferenciales y combinados cuentan con un número de identificación único registrado en una base de datos segura.
El segundo de los ejes es brindar un portal Internet para verificar el origen de los productos. Este sistema, accesible a través de Internet, constituye una nueva herramienta de ayuda a la autentificación de los productos fabricados bajo la marca Hager. El sitio es accesible al público e informa sobre la validez del número de identificación del producto seleccionado. Este procedimiento se encuentra en el centro de la acción antifalsificación y exige el pleno compromiso de todos los integrantes de la cadena (distribuidores, instaladores, cuadristas, integradores, agentes de aduanas, autoridades locales, policía).
El tercer eje es permitir el acceso a un plan de acción en caso de dudas sobre la autenticidad de un producto. La empresa estará en contacto con los clientes para obtener toda la información y recuperar los productos sospechosos para su estudio. En caso de falsificación, emprenderá las acciones judiciales pertinentes.
Por último, el cuarto eje es accionar una declaración de principios, un compromiso entre fabricante y distribuidor, en el cual el fabricante se compromete a ofrecer los medios para luchar contra la falsificación e informar del resultado de las acciones llevadas a cabo, y el distribuidor, a asegurarse de que los productos que compra no provienen de la falsificación, informar al fabricante sobre cualquier propuesta de compra de material falsificado y apoyar las acciones emprendidas por el fabricante. Una copia de interruptor automático Hager con una cámara de corte de acero macizo
Una falsificación de interruptor automático Hager sin relé magnético ni bimetal
Una línea de producción de falsificaciones
Copias de embalajes Hager

Cómo funciona

El sitio es de registro obligatorio, es decir, se accede al procedimiento de autentificación a partir del registro (inscripción gratuita), y se protegen los datos recogidos contra cualquier acceso no autorizado; no es posible transmisión a terceros.
El sistema ofrece dos tipos de formularios: formulario de autentificación de producto unitario (basta con introducir los 16 dígitos del número de identificación) y formulario de autentificación para varios productos (es posible introducir de uno a doce números de identificación de 16 cifras cada uno).
Cuando el producto es desconocido se produce un mensaje de alerta. Se pueden dar tres casos diferentes: a) primera pregunta y número de identificación correspondiente al de la base de datos, lo cual implica un producto genuino a priori; b) número de identificación desconocido y, por tanto, prueba de que se trata de un producto falsificado, y c) mismo número de identificación solicitado más de una vez, es decir, riesgo de falsificación en uno o más productos en circulación.
En los dos últimos casos, será necesario especificar en el formulario la fecha de compra del producto, el nombre y dirección de la empresa a la que se ha comprado el producto y comentarios del usuario. Una vez que el formulario de alerta se ha cumplimentado, Hager contactará y dará asistencia al usuario.
check.hager.com es un arma de detección cuyas ventajas pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Número de identificación único registrado
  • Acceso libre para cualquier usuario en todo el mundo
  • Información en tiempo real y localización geográfica de copias
  • Coherencia con la declaración de principios destinada a los distribuidores
HGR
 

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Palabra clave: 
Promedio: 
Sin votos aún