Obra | Buenos Aires late en el Obelisco

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 

Por Ing. Sergio A. Luñansky


Miles de personas se congregan en su entorno para festejar o manifestarse. El Obelisco es el mayor símbolo de la ciudad de Buenos Aires y fue erigido el 1936 para conmemorar los cuatrocientos años de su primera fundación. El monumento está ubicado estratégicamente en la intersección de dos de sus avenidas más importantes: 9 de Julio, una de las más anchas del mundo, y Corrientes, con intensa vida cultural y nocturna.

Su construcción demoró solo 31 días. Más de 150 obreros lo levantaron con 680 metros cúbicos de cemento y 1.300 metros de piedra calcárea, de acuerdo al proyecto del arquitecto argentino Alberto Prebisch. El monumento tiene una altura total de 67,5 metros y una base cuadrada de 6,8 metros de lado.
Se trata de una estructura hueca de hormigón armado que posee una escalera interna con 206 peldaños que conducen hasta la cima. Allí hay una habitación de tres por tres metros con cuatro ventanas.

La estética racionalista del Obelisco despertó quejas entre los ciudadanos, y los más radicales hasta propusieron demolerlo a pocos años de construido. Hoy, los rasgos de identidad de Buenos Aires se ven fielmente representados en sus líneas rectas y en las superficies de piedra blanca iluminadas con tecnología led.

La iluminación del Obelisco

Philips Lighting fue convocada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para colaborar en la puesta en valor del monumento. Con el fin de embellecer y destacar la estructura en el escenario urbano nocturno, se realizó un proyecto de iluminación con tecnología led, adecuada para crear una amplia variedad de efectos de luz garantizando la máxima vida útil de la fuente con mínimo consumo de energía. La iluminación instalada permite que todo el sistema pueda ser controlado de manera remota por una computadora y así programar los distintos encendidos para todo el año, según fechas patrias o eventos especiales.
En las plazoletas que rodean al monumento se instalaron seis columnas de iluminación con ocho proyectores led cada una. Las luminarias ColorReach Compact Powercore Gen2 aptas para uso en exterior ofrecen un cambio dinámico de color y largo alcance, lo que las hace adecuadas para la iluminación de edificios, puentes y estructuras icónicas.
Además, ofrecen una gama de accesorios que permiten personalizar el haz para la iluminación de acento, el destaque de texturas o el bañado de pared.
La polución lumínica de las pantallas publicitarias cercanas al monumento planteó uno de los mayores desafíos para el proyecto de iluminación. En ese sentido, las luminarias instaladas optimizan la mezcla de colores proporcionando mayor fuerza y calidad, permitiendo proyectar la luz exactamente donde se desee.
Todas las luminarias están comandadas por un controlador iPlayer 3, encargado de darle animación al diseño lumínico. Este dispositivo ofrece sofisticación y flexibilidad para diseñar las instalaciones de iluminación al tiempo que no requiere de conocimientos técnicos específicos de programación.

Cada noche, el Obelisco se enciende con luz propia. El sistema de iluminación diseñado por la empresa fabricante lo convierte en un protagonista urbano de aniversarios, conmemoraciones y eventos especiales en la ciudad, transformando el espacio público.
La intervención sobre el monumento se complementa con un ambicioso plan de modernización de las luminarias de toda la ciudad de Buenos Aires al cual se incorpora el eje de la Avenida 9 de Julio. La reconversión de luminarias y farolas convencionales a luminarias led interconectadas con el sistema City Touch le permitirá a Buenos Aires reducir en un cincuenta por ciento el consumo de electricidad para la iluminación.
Philips también se enorgullece de iluminar otros lugares emblemáticos de Buenos Aires como el Teatro Colón, el Monumento a los Españoles y la Catedral Metropolitana.

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Promedio: 
Sin votos aún